Con ocasión del Día Mundial del Tenis, la empresa con sede en Turín celebra un ejemplo de la excelencia de lo “Hecho en Italia” que ha conquistado los corazones de los amantes del tenis

 

Turín, 5 de marzo de 2018 - Con motivo del Día Mundial del Tenis, Lavazza celebra sus fuertes vínculos con el deporte. La asociación se forjó en 2011 en las canchas de Wimbledon, el torneo de tenis más antiguo y famoso del mundo, rico en tradiciones y valores apreciados por Lavazza: excelencia, tradición, pasión e innovación. El café, símbolo de Hecho en Italia, en el centro de la marca histórica que encabeza el mercado italiano, rápidamente se convirtió en parte de la experiencia diaria del torneo británico, uniéndose a a otros símbolos clásicos de Wimbledon, como la marca Pimm’s o las fresas con crema.

 

El vínculo con Lavazza se ha profundizado con el transcurso de los años a medida que nuestro café se ha hecho presente en los célebres torneos del Open de Francia, el Open de Estados Unidos y el Open de Australia año tras año. Esto lo convierte en la única marca en el mundo en asociarse con los cuatro torneos de Grand Slam, que reúnen a los fanáticos y atletas de todo el mundo cada año.

 

Como líder en el sector del café, un símbolo de excelencia italiana en todo el mundo y una compañía que siempre se ha centrado en la calidad,” explica Giuseppe Lavazza, vicepresidente del Grupo, “Lavazza ha elegido dirigirse a los millones de fanáticos del tenis en todo el mundo porque el café y el tenis del mejor nivel tienen más en común de lo que uno imagina. “De hecho, compartimos muchos valores, como la tradición, la innovación, los rituales, la internacionalidad y, sobre todo, la pasión”.

 

Los verdaderos amantes del café también se encuentran entre los campeones del deporte, muchos de los cuales se han asociado con Lavazza a lo largo de los años y han asumido roles líderes en numerosas iniciativas y eventos, tanto deportivos como de otro tipo. Pat Cash y Annabel Croft, ganadores de Wimbledon, Goran Ivanisevic, ícono del tenis italiano, Adriano Panatta y la jugadora de tenis femenino número uno, Caroline Wozniacki; hasta la actualidad, con Toni Nadal y Carlos Moyà (del equipo de Rafael Nadal) y la leyenda del tenis André Agassi.

 

El campeón estadounidense, ganador de ocho torneos Grand Slam y seis veces número uno del mundo, no solo ha sido embajador de la marca Lavazza desde 2016, sino que también es un apasionado aficionado al café. “Lo primero que tomo en la mañana”, ha revelado Andre Agassi, “es una taza de café negro para empezar bien el día”.

 

Y es difícil no estar de acuerdo. Agassi no es el único fanático de la bebida. En promedio, se consumen 27 mil millones de tazas de café espresso Lavazza en todo el mundo cada año.

 

Las cualidades del café, que ahora han obtenido un lugar como parte integral de la historia, el estilo de vida y la cultura de la sociedad contemporánea, no solo incluyen un sabor aromático e intenso, sino también propiedades energéticas que lo convierten en un recurso valioso para quienes participan en actividades físicas, ya sea de manera profesional o no. Esto también está respaldado por el SIC (Instituto de Información Científica sobre Café, https://www.coffeeandhealth.org/about-us/ ), que recientemente publicó los resultados de un estudio sobre los efectos positivos del café en diversos tipos de actividades físicas. Específicamente, se demostró que incluso una pequeña cantidad de cafeína, aproximadamente 3 mg/kg de peso corporal, no solo mejora el rendimiento en un 2 %, sino que también aumenta la concentración y los niveles de energía (el estudio completo está disponible en el siguiente enlace - https://www.coffeeandhealth.org/topic-overview/sportsperformance/ ).

 

En resumen, el café y el deporte hacen una combinación ganadora. Y hablando de ganar, ¿sabía que en la Copa Hopman en Perth en enero de 2015, la jugadora de tenis femenino número uno, Serena Williams, que estaba perdiendo 6-0 después del primer set, convirtió el partido en una victoria sobre la jugadora italiana Flavia Pennetta después de pedir y beber un espresso en la cancha?