ATRÁS
6 minutos


Grupo Lavazza: 2016, año récord

16/05/2017 • Área corporativa

 

Lavérune, 16 de mayo de 2017 – El Grupo Lavazza presentó el informe anual el 31 de diciembre de 2016, tras la aprobación por parte del Consejo de Administración de los estados financieros y los estados financieros consolidados.

 

 

Según los Principios Contables Generalmente Aceptados (Generally Accepted Accounting Principles, PCGA) de Italia, y con una contribución de 10 meses de Carte Noire, los ingresos consolidados sumaron un total de 1900 millones de euros, un 29 % más que el año anterior. Este aumento está ligado al crecimiento orgánico del 4 %, que es significativamente mayor que la media del mercado, de un 2 %. Las adquisiciones de los últimos dos años también supusieron un fuerte impulso; además de la danesa Merrild y la australiana Blue Pod Coffee, Carte Noire también se unió al Grupo Lavazza.

El grupo también vio un crecimiento sustancial en los mercados extranjeros, que representaron el 60,3 % de las ventas (en comparación con el 52,8 % de 2015), gracias a la contribución de Francia en particular. Tras la adquisición de Carte Noire, el país que representó la primera expansión internacional de Lavazza en 1982 es ahora el segundo país más importante para la empresa después de Italia, con 500 empleados y una facturación que actualmente (2016) representa el 20 % del total de los ingresos del Grupo.

 

“2016 fue un año extraordinario para Lavazza. Con la adquisición de Carte Noire, lanzamos la estrategia de desarrollo internacional del Grupo destinada a fortalecer nuestra independencia y competitividad a nivel global”, afirma Antonio Baravalle, director ejecutivo de Lavazza. “Los resultados confirman el éxito total de la integración entre las dos empresas y surgen de nuestros valores comunes, desde la excelencia compartida y una sólida relación complementaria entre el mercado minorista y el consumo fuera del hogar.
En 2017, queremos continuar nuestros esfuerzos para comprometernos con una integración perfecta que nos permita convertirnos en uno de los actores más importantes de la industria del café, mientras conservamos nuestra reputación de productor italiano superior. Con una mayor capacidad de crecimiento orgánico del mercado, esperamos alcanzar un volumen de ventas de EUR 2200 millones en 2020”.

 

 

El resultado operativo (EBIT) sumó 61,7 millones de euros, lo que significa un aumento del 34,1 % en comparación con los 46 millones de euros del año anterior. En cuanto a la incidencia porcentual en las ventas, el margen se mantiene sustancialmente en consonancia con el año anterior. Utilizando el mismo parámetro de resultado operativo (EBIT), 2016 vio un crecimiento de más del 54 % respecto al año anterior.

 

 

Los beneficios para 2016 alcanzaron los 82,2 millones de euros, una cifra que no se puede comparar con el resultado de 2015, ya que este último fue impulsado por ganancias de capital de 822,8 millones de euros derivadas de la venta de la participación accionaria en Keurig Green Mountain.

 

 

La posición financiera neta se situó en EUR 687,5 millones (EUR 1351 millones en 2015).

 

 

Lavazza conservó su posición de liderazgo en el mercado italiano y aumentó su participación a un 41 %, a pesar de que el consumo de café disminuyó por tercer año consecutivo. En particular, la nueva cartera de productos y una clara estrategia de segmentación de productos para los distintos tipos de clientes permitieron el despliegue de importantes innovaciones, en consonancia con las tendencias actuales tanto en Italia como en todo el mundo.

 

 

Con la adquisición de Carte Noire, el establecimiento francés de Lavérune entró en el sistema industrial del Grupo Lavazza. Se incorporó Settimo Torinese y Gattinara, en Italia, como uno de los principales centros donde se fabrican los productos del Grupo Lavazza. Se hizo una inversión de EUR 16 millones para reestructurar toda la planta, haciéndola más moderna y abriéndola a futuros desarrollos con líneas de producción de alta tecnología.

 

 

“Somos una empresa a la que le encanta hablar de “tradición”, pero también tenemos una visión de futuro y pasión por la excelencia. Este enfoque nos permitió incorporar Carte Noire y Merrild en tiempo récord”, dice Marco Lavazza, vicepresidente de Lavazza. “Vimos esta adquisición como enriquecimiento, una oportunidad mutua en la que cada parte complementa a la otra, abriendo nuevas perspectivas y compartiendo vías de innovación y tecnología. Invertimos en personas y procesos para lograr una integración rápida, eficiente y satisfactoria para todos”.

 

 

DESCARGAR
DESCARGAR
PDF