¿Desea sorprender a su familia o a sus amigos con un desayuno original y riquísimo? Los pancakes de café son ideales para un desayuno liviano y delicioso. De origen anglosajón, estos pancakes dorados se han introducido a los hogares italianos en los últimos años. Los pancakes son un clásico del desayuno americano que se sirve con jarabe de arce o fruta fresca y nuestra receta de pancakes incorpora el toque italiano al agregarles café.

 

¿Ya se puso el delantal? ¡Aquí está la receta!

 

Preparación de pancakes de café

 

Antes que nada: prepare el café en la moca y, cuando esté listo, viértalo en un recipiente para que se enfríe. Luego, tome los huevos y separe las yemas de las claras en dos recipientes. Agregue el azúcar a las yemas y bata con un batidor hasta que se mezclen bien y obtenga una crema uniforme. Después, agregue la harina, la leche y la sal y siga batiendo.

 

Bata las claras hasta que estén firmes e incorpórelas a la mezcla que acaba de preparar. Combine todo bien, poniendo cuidado en mezclar de abajo hacia arriba para evitar que las claras pierdan mucho aire. Cubra el bol con un paño o un envoltorio plástico y deje reposar por un mínimo de 30 minutos en el refrigerador.

 

Para cocinar los pancakes, utilice un sartén antiadherente de tamaño mediano a pequeño: derrita una porción pequeña de manteca y vierta la mezcla poco a poco con un cucharón. Cocine estos deliciosos pancakes por ambos lados hasta que estén dorados.

 

Sirva tres o cuatro pancakes uno sobre otro en un plato y agregue lo que más le guste: azúcar impalpable, hojuelas de chocolate amargo, crema batida, mermelada o miel.

 

 

Pancakes de café: ingredientes para 6 personas

 

150 ml de café Lavazza

2 huevos grandes

150 ml de leche

150 g de harina

50 g de azúcar

una pizca de sal

manteca a gusto