El mousse de ricotta y café es un postre rápido y sencillo de preparar. Ideal para después de la cena, riquísimo y liviano porque no contiene azúcar ni crema. Puede divertirse combinando distintos ingredientes para decorar el mousse de ricotta y café a su gusto. ¡Un verdadero tesoro para los amantes del café!

 

¿Está listo para una delicia que hace agua la boca?

 

Preparación del mousse de ricotta y café

 

Prepare el café en una moca; cuando esté listo, viértalo en una taza de espresso. Revuelva la ricotta en un bol hasta que esté blando y uniforme. Después, incorpore la leche, el café y el ron. Mezcle todo con un batidor hasta lograr una crema suave y aterciopelada. Casi terminamos: vierta la mezcla en copas o tazas, póngalas en el refrigerador durante una hora más o menos.

Ahora viene la mejor parte: la decoración. Puede decorar con chispas de chocolate, trozos pequeños de macarrones o muesli.

 

Mousse de café y ricotta: ingredientes para 6 personas

 

3 galletas con chispas de chocolate amargo

1 taza de café espresso de Lavazza

250 g de ricotta

2 cucharadas de azúcar impalpable

Cacao amargo

Ron a gusto

 

El café ideal para esta receta

 

Espresso italiano 

Espresso Italiano es una mezcla 100 % Arábica de América Central y del Sur con notas sumamente aromáticas, delicioso sabor y un cuerpo rico. Los granos de café con un tostado prolongado le otorgan su distintivo sabor de espresso italiano.

 

Haga clic aquí para explorar las demás recetas.